Nacho Vidal, y su gran pose.